sábado, 3 de octubre de 2009

La falta de erección se cura practicando

No hay nada mejor que prevenir antes que curar. Si usted se encuentra atravesando la barrera de los 50, debería estar alerta ante la posible aparición de problemas de erecciones que se avecinan en detrimento de su vida sexual.

Un informe realizado por el Hospital Virgen de Macarena, en la ciudad de Sevilla, en España, señala que todo hombre que haya cumplido más de medio siglo de vida debería practicar más sexo en caso de padecer problemas de disfunción eréctil. Incluso, esta recomendación es beneficiosa para evitar la aparición del "fantasma" que aqueja a los adultos.

El estudio fue realizado en 1715 varones mayores de 50 años, de los cuales, el 57,2% reconoció sus inconvenientes para complacer a su pareja. Más allá del avance de la edad, la disfunción eréctil puede ser provocada por enfermedades como diabetes, hipertensión arterial o tabaquismo.

Cuando este problema está latente, el hombre suele ocultar sus defectos ante los demás. El fracaso en la cama se convierte en la debilidad de todo macho que no cuenta ni asume sus limitaciones. Es la herida al orgullo masculino y el gran temor para volver a intentarlo.

Para vencer este trastorno, es imprescindible contar con una pareja que comprenda la situación, depositar la confianza mutua y hablar del tema con ella sin temor alguno.

De acuerdo al cuestionario que presentaron los pacientes, las causas de una disfunción eréctil obedecen a motivos estrictamente emocionales o de baja autoestima, pero señalan que la mejor solución para sanarla es manteniendo relaciones sexuales y periódicas.

Los expertos encuentran en la estimulación como el método adecuado para que el hombre se sienta tranquilo y relajado. Los juegos eróticos previos y el interés por experimentar nuevas variantes son fundamentales para alimentar el deseo en la pareja, para que la mente del hombre quede libre de temores en el momento del coito.

Como complemento está el consumo de pastillas contra la disfunción eréctil, que revitalizan el miembro viril por su capacidad de generar erecciones placenteras y perdurables, siempre que haya un estímulo antes de la penetración.

Cualquiera sea la marca, como las famosas Viagra, Cialis o levitra, las píldoras del sexo son productivas por varios motivos. Su efecto veloz es la codicia de todo hombre: después de 30 minutos de haberla tomado, producen erecciones fuertes y espontáneas, con sexo garantizado durante más de 4 horas.

La utilización de estos medicamentos mejora la calidad de las relaciones sexuales, genera confianza en la pareja y además aumenta la autoestima en mayores de 50, generalmente deprimidos por el mal funcionamiento de su pene.

Si sufre o advierte trastornos de impotencia o de disfunción eréctil ya sabe la receta: estimúlese con su pareja, tenga sexo seguro y hágalo con frecuencia disfrutando de la magia de las pastillas.

Lea mas sobre la Disfunción Eréctil:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada